miércoles, 13 de junio de 2007

Mi nuevo trabajo





Querida Madre,

qué bonito es Prypiat!

Me gustaría haberte escrito antes, pero un oso se comió la bicicleta del camarada cartero Ivanov(junto al querido camarada) y hasta que no han convencido al camarada barrendero Dimitri en convertirse en camarada cartero no he podido enviarte mi carta.

Estoy contentísimo! me han asignado una habitación con estufa de madera, DE MADERA! Ahora puedo cortarme las uñas sin usar el soplete del abuelo Anatoly! así que he decidido enviártelo, te lo mandaré por piezas porque el nuevo camarada cartero padece artrosis reumatoide crónica imperialista.



Temía querida madre, que los perros camaradas ucranianos se hubieran echado a perder, que hubieran renegado de las doctrinas de nuestro querido camarada Marx, que se hubieran dedicado a tener comida en los supermercados y a vivir comodamente. Pero por suerte no es así, los calzoncillos son de pura felpa caucásica y la irritación que me produce en los testículos es tan moscovita como nuestra amada Plaza Roja.



¡En la central de Chernobyl hay un montón de tubos! UN MONTÓN, es como dijo el tío Anatoly! tubos que suben tubos que bajan, tubos que cruzan por encima de la cabeza, tubos pequeñitos, tubos gordos, tubos rojos verdes y azules, tubos donde pone U-235 y tubos donde pone "ni lo toques gilipollov" y lo mejor de todo, UNAS PEDAZO CHIMENEAS!! si las vieras madre alucinarías. Es un maravilla de la tecnología patria, perdona si mi carta está borrosa, las lágrimas de un orgulloso hijo de la patria son la mejor tinta para esta carta.

Si vieras los pasillos madre, brillan en blanco y reflejan mi rostro en su pulida superficie, creo que son una cosa llamada "valdosines"

Mi puesto de mando es una maravilla, tengo una silla con cuatro patas, palanquitas, muchas palanquitas, y mi trabajo es muy divertido! en un momento dado mi jefe, el camarada Dimitrienko me mira y dice, ahora, y entonces aprieto unas y al poco me dice de nuevo, ahora!, y activo de nuevo las palanquitas. Luego hay una barrita que se mueve entre colores, del verde al rojo, se menea mucho, oscila una cantidad. Creo que muestra la presión sanguínea del camarada Dimitrienko, porque cuando se pone mucho en rojo se le pone la cara muy muy colorada, y me echo un hartón de reír que no veas! pero creo que lo de su presión sanguínea le tiene preocupado porque después de reírme suele darme pescozones.

En fin, madre, mañana el camarada Dimitrienko tiene descanso así que me tocará hacer turno doble (que aburrimiento!) y mi amigo el camarada Piotr dice que vamos a probar no se que de los motores diesel de emergencia y no se que de retirar las barras de grafito, a ver que pasa, mañana te esribo y te cuento.



Tu hijo que te quiere, Genadiy Borishov Dimitrievo



Prypiat 25/04/1986



PD: Te mando un par de fotos de mi apartamento y de la ciudad!




También tengo ascensor madre! (Pincha para ampliar)

La entrada a Pripiat


Mi camarada edificio


4 comentarios:

Galete dijo...

Que curiosa macabra existencia la de Genadiy.

Me ha dao por pensar que la carta le llegó a su madre después de todo el pitote, algunos días después. Vaya tela.

Saludos Pichos!

Crul dijo...

Aggtoddy, me encanta tu literatura epistolar.

Deberías hacer fija la sección cartas pa tós que tiene mucho juego.

Besitos pa tós

Anónimo dijo...

me gusta mucho la carta...algun nombre tendra lo vuestro...mentes enfermans jeje
(joder ya he puesto puntos suspensivos)
muchos besos pa tos
crul un placer saber que sigues en el lado desconocido de Madrid

Aggtoddy dijo...

Jejej claro que sí man! =D

haré mñas cartitas =)