lunes, 13 de agosto de 2007

De Globitos va el tema

El ser humano ha nacido siempre con inquietudes. Desde su existencia se ha dedicado a observar lo que había a su alrededor para copiarlo.

Un día Paco vio a los peces y se dijo: "yo también quiero nadar y poder viajar por el mar al son de las olas". Se metió en el agua y lo consiguió... aunque se ahogó algún primo suyo.




Siguió observando el mundo y vio como los pájaros surcaban el cielo e imaginó: "yo quiero volar como aquel animal con alas y poder ver todo desde allí arriba"

Y probó todo tipo de cosas. Se puso alas en la espalda y se escoñó, y se dió cuenta de que no podía ser como supermán. Se enganchó a pájaros con cuerdas y no consiguió volar, pero escribió El Principito.

Pero un día encontró la solución:


Se cambió el nombre, y ahora se llama Kent Couch. Y un día se le ocurrió engancharse a 105 globos de helio con una pequeña silla de jardín, unos bidones de agua como lastre y una cámara de video para surcar el cielo de Oregón, EEUU.



Voló nada menos que 310 kilómetros sin tocar el suelo. Pero a partir de ese punto tuvo que dejar de acompañar a los globos en su viaje, porque no aguantaban bien su peso. La idea de perder lastre comiendose perritos calientes que llevaba no había sido buena idea.



Pero eso sí, consiguió surcar el cielo como había soñado, durante unas 9 horas. Otros lo habían intentado, incluso muerto. Pero nadie había conseguido estar tanto tiempo en el aire.

3 comentarios:

BaD-GirL dijo...

Muy ingenioso ese tío, la verda que sería divertido volar en globos, pero un ratin no 9 horas...

Public Enemy dijo...

Un poco grillado si hay que estar para jugarsela asi, no? From the USA tenía que ser.

chuano dijo...

No me jodas!!!

Querría hacer más comentarios jocosos e ingeniosos, pero solo me sale.... NO ME JODAS!