jueves, 10 de mayo de 2007

Minicuento de armario

A lo mejor es una chorrada, pero ayer estaba hablando con una amiga por messenger mientras (ella) limpiaba el armario. Y entre unas chorradas y otras le salió un minicuento que me gustó. Y... ya está. Eso pasó y por eso lo pongo:

He hablado con el rey de los ácaros cuyo reino se posaba sobre el cuello de un jersey, y hemos convenido que hasta el otoño los dejo tranquilos pero ellos no se salen de ese jersey.

Chimpón


Nota: El final del cuento es toque mío, el resto es obra de la mami Mireya.
Muchas gracias guapa.

11 comentarios:

rufo dijo...

¿El "Chimpón" es tu final? XD

Aggtoddy dijo...

Oh my god! es cierto Rufo!! xDDDD

Crul dijo...

Por supuesto!

Aporta la contundencia necesaria para rematar tan bella historia. Es el final universal.

Mumu dijo...

es que la Mami como es, que nos cuenta cuentines para que entendamos como es la vida... si ella hace leyendas de Barataria... oye, Luis, una idea para la editorial no?

cuca dijo...

despues del chimpón todos los ácaros celebraron la concesión de un cuello de jersey y el rey les prometió un espacio más amplio en un tiempo no muy lejano...

CONTINUARÁ

McNacH dijo...

No te fíes de los ácaros. Son de naturaleza conflictiva y rebelde.

Lo mismo llega el Otoño y te toman prisionero como un Gúlliver cualquiera.

Aggtoddy dijo...

Y entonces los quearks implotaron y revertieron el proceso de creación energética, una explosión teranuclear arrasó más de 4 teragalaxias y el final del universo fue terareal

Chimpón

xD

Cricho dijo...

Yo os voy a contar otra historia, que en realidad es como una de esas precuelas que están tan de moda.

De hecho, la voy a titular igual que otra existente.

EL ORIGEN DEL MAL

Erase una vez un sofá de cuyo dueño no quiero acordarme.

Estaba el rey ácaro, por aquellos tiempos de poder inimaginable, pues su tierra era fértil y se extendía hasta donde alcanzaban los cojines, dando una fiesta de celebración en el recién conquistado territorio de los cojines espaldera.

Fue entonces cuando la tragedia ocurrió.

Un ser de proporciones bíblicas (para los ácaros) envuelto en su enorme jersey destrozó toda ilusión y se llevo consigo después de aplastar a todos los festejantes.

Fin. (no pienso acabar como Crul... el cuento digo XD)


NOTA: El origen de esta historia tiene razón y motivo. Yo fui uno de los que tuvo que arrasar los restos del reino de los ácaros al lavar ciertas fundas de cojín XD.


BESOS

chuano dijo...

Crul, deberías escribir un post chimpon.

Algo así como

titulo: Chimpon
texto: Chimpon!
Etiqueta: Chimpon

Saludos!

Crul dijo...

Jeje, desde luego ese será un muy buen último post de Mundo Picho.

Pero no lo descarto para un día de sequedad mental, e irá dedicado a ti.


Pensando en esto me ha surgido en la cabeza una imagen curiosa: Dios, justo antes del juicio final gritando el CHIMPÓN más grande que nadie jamás oyó.
Escalofriante.

Aggtoddy dijo...

Muy buena esa Crul xD chimpon universal =)